Pep Tur

Todos lo conocen por su papel como concejal de cultura del Ayuntamiento de Ibiza, pero lo que muchos aún no saben es que Pep Tur (Sant Antoni de Portmany, 1970) es un artista polifacético y autodidacta en diversas disciplinas que ha cultivado “desde que tiene uso de razón”. Su obra pictórica y fotográfica se ha expuesto individualmente en diversas salas de Eivissa, incluyendo además la presentación de su obra fotográfica en Milán. Ha participado en numerosas exposiciones colectivas como pintor y fotógrafo. Como diseñador gráfico creó la imagen de El Supermercat de l’Art de Eivissa durante más de una década. Junto al poeta Julio Erranz publicó el libro de fotografía ‘Ibiza, Ibiza’, y es también autor del poemario ‘Retalls en Fa Menor’, con ilustraciones del pintor Paco Romero. Su labor artística se centra actualmente en el entorno urbano, con la serie pictórica ‘Ciutat’ y un trabajo fotográfico más extenso realizado con cámara y móvil.

 

En la era digital ¿cualquiera puede ser un buen fotógrafo? 

Creo que igual que en la era analógica. No es el medio el que hace a un fotógrafo bueno o malo, es su visión a través de la cámara.

¿Cómo vivió el cambio de la fotografía analógica a la digital? En su opinión, ¿esta evolución ha sido positiva o negativa?

La viví con naturalidad y con alivio económico… No tener que revelar suponía una ventaja en ese sentido. Sobre si ha sido positivo o negativo, mi impresión es que lo ha democratizado al abaratar el proceso y gente con talento que quizás no se habría dedicado a esto, ahora puede hacerlo gracias a que es posible hacer fotos directamente con el móvil.

¿Qué opina de Instagram, Flickr y otras redes sociales como plataformas para exponer el trabajo de los artistas? 

Ante la falta de galerías que padecemos en líneas generales -no solo en Eivissa-  cualquier plataforma que sirva para difundir contenido artístico me parece estupenda. En mi caso, utilizo Instagram colgando una foto diaria.

¿Cómo fueron sus comienzos artísticos? 

Dibujo y pinto desde que tengo uso de razón, con la fotografía también empecé muy pronto, el diseño gráfico llegó con el tiempo, casi como una extensión de lo que ya hacía.

¿Qué otras aficiones tiene?

Principalmente escuchar música, pero también el cine y las series de televisión.

¿A qué artistas admira?

A todos aquellos que me han enseñado cosas: gente cercana y a la que estaré siempre agradecido por ello, como Paco Romero, Carles Fabregat, Ben Clark, Germán G. Lama o Vicent Marí, entre otros. Lógicamente, también a artistas cuya obra me ha impactado y me ha emocionado, como Cy Twombly, Mark Rothko o Robert Frank.

¿Qué papel juegan actualmente la fotografía, el diseño gráfico y la pintura en su vida? 

Un papel muy importante. No podría ser yo mismo si dejara de lado esa parte de mi vida.

¿Ser concejal de cultura y patrimonio le ha obligado a dejar a un lado su vocación artística? ¿Cómo conjuga su vida política con su vertiente artística?

La vocación no, pero quizás sí mi presencia artística, al no exponer durante este periodo de mi vida. Pero no dejo de trabajar en ello. Hago fotos casi a diario y pinto con regularidad.

¿Por qué decidió meterse en política?

Siempre me ha interesado la política y en 2015 surgió la posibilidad de participar en ella a nivel municipal. Me pareció un reto atractivo y no me arrepiento de la decisión que tomé. Gracias también a la confianza que el equipo de Rafa Ruiz puso en mí.

Muchas de sus fotografías son casi composiciones pictóricas. ¿Es esa delgada línea entre ambas disciplinas su “sello personal”? 

Vengo del mundo de la pintura y eso es algo que se ha trasladado a mi trabajo como fotógrafo de una manera natural. Doy mucha importancia a la composición y a las texturas y creo que las dos disciplinas, en mi caso, se complementan.

¿De dónde viene su preferencia por el blanco y negro?

Supongo que por mi tendencia a la simplificación del impacto visual que busco, a la homogeneización de todo mi trabajo. Y no voy a mentir, por la atracción visual que para mí genera el negro y sus contrastes.

¿Cómo cree que cambiarían sus fotografías a todo color?

No tengo que imaginarlo porque fotografío siempre en color y posteriormente las traslado a blanco y negro. Son distintas, no son lo que persigo.

Pavimentos, asfaltos y viviendas tapiadas protagonizan muchas de sus fotografías. ¿Qué objetivo persigue con estas inusuales temáticas?

 

En los pavimentos y asfaltos descubro patrones, tramas… Con ellos consigo centrarme mucho en la composición casi pictórica, como mencionaba antes. Me facilita esa unificación entre la pintura y la fotografía. Con los tapiados ya hay un discurso más conceptual: me atrae mucho la idea de esas viviendas ocultando las vidas que las han habitado, aquello que fue y ya no es.

En sus fotografías se aprecia su interés por las repeticiones y las figuras geométricas: ¿cómo surgió esta idea?

Tiene que ver con mi tendencia hacia el minimalismo. Vivimos rodeados de repeticiones y patrones, lo único que hago es buscarlos para darles una nueva dimensión.

 

¿Es usted de los que lleva la cámara allá a dónde va?

Hoy en día, gracias a los móviles, eso es una realidad. Mucha parte de mi trabajo actual está hecho precisamente con el móvil. Siempre tengo la posibilidad de hacer una foto, esté donde esté.

¿Cómo es su proceso de edición fotográfica? ¿Le concede mucha importancia a la postproducción? 

Sí. Al fotografiar en color y ser el resultado final en blanco y negro la edición de la fotografía es muy importante, pero siempre atendiendo al espíritu del resultado que busco.

Es un artista polifacético: si tuviera que elegir una sola disciplina ¿con cuál se quedaría?

Creo que soy polifacético precisamente porque sería incapaz de quedarme con solo una de ellas. Todas forman parte de un mismo discurso.

¿Cuáles son sus retos como artista? ¿A dónde le gustaría llegar? 

El reto es trasladar a los demás la visión que tengo del mundo que nos rodea. Sobre a dónde me gustaría llegar, supongo que a esa imagen que lo concentre todo; aunque, afortunadamente creo que es imposible y esa es precisamente la fuerza que hace que uno necesite estar continuamente buscándola.

¿Qué lugares de Ibiza le gustaría fotografiar próximamente?

No tengo una preferencia especial. Por el tipo de fotografía que hago, las imágenes surgen en cualquier momento y lugar.

Alba García (La Boombilla) hola@laboombilla.com